Chile está lleno de zoológicos que celebran, mejoran y comparten con el mundo las maravillas de la vida animal. Es por ello que prácticamente en cada provincia podemos encontrar al menos un zoológico, aunque no siempre sean enormes y modernos. Pero en el caso de la ciudad de Quilpué, que es la ciudad capital de la Provincia Marga Marga de Valparaíso, y una de las ciudades más pobladas y desarrolladas de Chile, el zoológico local es de los más importantes del país.

Este sitio, llamado simplemente Parque Zoológico de Quilpué, a pesar de contar con un espacio bastante reducido de tan solo unas 3 hectáreas, cuenta con más de setecientos ejemplares de animales, fundamentalmente autóctonos de Chile, aunque también posee muchos que han sido traídos de diversas latitudes del mundo. El zoológico se ha trazado la meta de preservar la vida de aquellas especies de animales que viven en el lugar, además de fomentar la cultura de cuidado y concientización de los animales en las personas de la localidad.

Este lugar tan especial, que funciona como zoológico desde finales del año 1990, alberga a muchas especies diversas de animales, alrededor de unas ciento treinta, entre las cuales se encuentran mamíferos variados como el mono ardilla de Vanzolini, una especie endémica de las zonas húmedas de Brasil, en las cercanías del río Amazonas. Es un primate de tamaño muy pequeño, pues suelen pesar un kilogramo o incluso menos en el caso de las hembras, y que presentan un pelaje mayormente oscuro, de colores negros o carmelitas. Su carácter es bastante sociable, por lo que en este parque zoológico se encuentran mayormente viviendo de forma libre, es decir, no son enjaulados la mayor parte del tiempo, pues no son animales territoriales ni problemáticos con otras especies, y solo se alimentan de algunos frutos o pequeños insectos.