En la actualidad, son muchos los biólogos y los destacados de la ciencia de la vida que en algún punto de su carrera han hecho un gran aporte a los conocimientos de la humanidad. Muchos de ellos pertenecen a la actualidad, es decir, aún continúan haciendo estudios muy modernos sobre preguntas que a pesar de los grandes avances de la tecnología, y por ello de la biología, permanecen sin una respuesta precisa y certera.

Pero en este artículo en particular, no se pretende indagar en los aportes que se han hecho en los últimos años a la ciencia y al estudio de la vida, sino destacar la trayectoria profesional de importantes hombres de ciencia de años atrás.

Uno de los más destacados científicos y naturalistas no solo de su época, sino de todos los tiempos fue Charles Darwin. Su más trascendental aporte a la ciencia fue su explicación sobre el origen de la diversidad de las especies biológicas, y según sus teorías esto se debía a un largo y complejo proceso de evolución a partir de especies comunes que se fueron transformando en diferentes especies. Esta teoría fue muy aceptada durante su época, y sin lugar a dudas constituye uno de los fundamentos más básicos en la formación de la biología como una ciencia propia y particular.

Otro importante biólogo, que también hizo aportes sobre el proceso evolutivo y principalmente en el de la formación de la vida, fue Aleksander Oparin, un científico de la Unión Soviética. Este hombre creó una teoría, llamada Teoría de Oparin, que explicaba la formación de la vida en la Tierra a través de cuatro fases diferentes de desarrollo, cada una de las cuales se llevó a cabo durante millones de años y mediante las cuales las “especies”, por llamarlo de alguna manera, se tornaban cada vez más complejas.