Los animales son muy diversos, y gracias a ellos, en buena parte, se conforma lo que hoy en día llamamos diversidad biológica o biodiversidad. Es por esto, que con el progreso de la ciencia, y el correspondiente avance de los conocimientos que fue adquiriendo el ser humano, se hizo una necesidad el hecho de diferenciar y dividir a los grandes grupos de animales que conforman nuestro entorno según las características que los une o los separa, en categorías llamas especies. Esta división se refiere al grupo de organismos animales que presentan características comunes, pero que pueden llegar a diferenciarse debido a factores estéticos o a factores externos como el medio en que se desarrolla determinado animal. Además, una de las formas más sencillas de comprender el concepto es definirlo como animales que pueden reproducirse y obtener descendencia saludable.

Esto ha facilitado en gran medida el estudio de la ciencia natural, pues son muchos los científicos y biólogos que no solo se han especializado en el estudio de los animales en general, sino que han elegido una categoría o rama dentro de la fauna para especializarse en ella, lo que ha traído como resultados, muy satisfactorios avances en el conocimiento de la naturaleza de los animales y ha ayudado a mejor nuestros conocimientos sobre ellos y por ello la calidad de vida de muchas especies de animales que hoy se encuentran protegidas por estar en peligro de extinción.

Además, la división ha ayudado en gran medida a conocer cómo tratar a cada tipo de animal, pues ayuda mucho a aquello que se dedican al cuidado de un animal o de varios, conocer a que especie pertenecen y poder buscar información sobre el tipo de animal en general, de una forma bastante sencilla, especialmente en la actualidad con los avances de la tecnología y el internet.